Aprobado el Mapa Estratégico de Ruido de Madrid

 la Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid ha aprobado definitivamente el Mapa Estratégico de Ruido de Madrid, que refleja los niveles de ruido provocados por el tráfico correspondiente a la situación de la ciudad en el año 2016. Este Mapa ha quedado aprobado una vez resueltas las alegaciones presentadas a la revisión del mismo.

Los niveles de ruido producidos por el tráfico rodado se redujeron de forma considerable entre 2011 y 2016, lo que se ha traducido en una importante disminución del número de personas expuestas a elevados niveles de ruido: un 47,7% menos durante el día y un 39,0% menos en periodo nocturno. Estos datos están recogidos en el Mapa Estratégico del Ruido (MER) 2016 aprobado inicialmente en la Junta de Gobierno del viernes 23 de marzo.  

Según el MER, desde 2011 un total de 63.035 personas han dejado de estar expuestas a niveles de ruido superiores a los límites reglamentarios durante el periodo diurno (65 decibelios), mientras que 188.126 personas han dejado de estar expuestas a un nivel de ruido mayor a 55 decibelios, límite establecido para el horario nocturno. 

La disminución se debe principalmente a la efectividad de las distintas medidas puestas en marcha por el Ayuntamiento de Madrid, tanto las que afectan a la reducción de la intensidad del tráfico como las peatonalizaciones o el fomento del transporte público frente al uso del vehículo privado. También han contribuido las medidas encaminadas a reducir los niveles sonoros emitidos como el asfaltado fonoabsorbente, el control de la velocidad o la vigilancia de la doble fila.

Datos del Mapa Estratégico de Ruido 2016

La mejora en la situación acústica supone que el 97,8 % de la población durante el periodo diurno y el 90,7 % durante el periodo nocturno están expuestos a niveles de ruido inferiores a los límites reglamentarios, si bien, el Ayuntamiento de Madrid continúa trabajando en la implementación de nuevas medidas para conseguir disminuir aún más la población expuesta.

Un análisis pormenorizado muestra que el ruido ha disminuido de forma notable en aquellos ámbitos de la ciudad en los que se ha reducido en gran medida el tráfico rodado, como es el caso de los distritos que componen la almendra central. En los distritos donde la reducción del tráfico no ha sido tan pronunciada, el ruido, aunque ha disminuido, lo ha hecho en menor medida.

Los distritos perimetrales son los que continúan registrando el menor número de personas expuestas a elevados niveles de ruido, debido en gran parte a la morfología urbana y al carácter eminentemente residencial de los nuevos desarrollos urbanísticos.

Gestión del ruido

El MER constituye una herramienta fundamental en la gestión ambiental del ruido al ofrecer información objetiva de los niveles de sonoros existentes en cada uno de los viales de la ciudad de Madrid, y permitir evaluar el cumplimiento de los objetivos reglamentarios de calidad acústica, así como cuantificar el número de personas expuestas a niveles de ruido superiores a dichos límites.

Conociendo con detalle la situación acústica de partida, el Ayuntamiento de Madrid podrá planificar y establecer las medidas más adecuadas para prevenir y corregir la contaminación acústica, y cumplir el objetivo propuesto de conseguir una ciudad más silenciosa que repercuta en la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía.

En su edición 2016, se han cartografiado los niveles del ruido producido por el tráfico rodado que circula por la red viaria urbana y por las infraestructuras ferroviarias que registran una circulación inferior a 30.000 trenes al año, actualizando la información del MER 2011 y permitiendo comprobar la evolución que han tenido los niveles de ruido en cada uno de los 21 distritos de la ciudad.

Datos metodológicos del Mapa de Ruido

La metodología utilizada para la elaboración del MER 2016 se ha ajustado a las disposiciones de la Directiva europea 2002/49/CE sobre Evaluación y Gestión del Ruido Ambiental y de la Ley 37/2003, de 19 de noviembre, del Ruido que transpone dicha directiva al ordenamiento jurídico español junto con los dos reales decretos, 1513/2005 y 1367/2007, que la desarrollan.

La elaboración del MER 2016 ha supuesto más de dos años de trabajo en el que han participado más de 25 técnicos. Se han utilizado los resultados de las mediciones de las 31 estaciones fijas de la Red de Vigilancia de la Contaminación Acústica y de las 16 estaciones móviles. Además, se han empleado las mediciones obtenidas en más de 3.370 puntos de la ciudad con vehículos especialmente instrumentalizados y que han supuesto más de 15.000 horas de medición. 

Con todo ello, y mediante las herramientas de cálculo establecidas en la legislación de aplicación, se han obtenido los niveles de ruido en más de 70 millones de puntos de la ciudad de Madrid.