El portavoz socialista denuncia los 223,33 millones de “recortes encubiertos” del Ejecutivo local

plenomadrid

plenomadrid

Los “recortes de Botella” afectan a los servicios sociales, los distritos y las ayudas a los más desfavorecidos.

En políticas sociales se han dejado de invertir unos 53,9 millones de euros: 31,9 millones en dotaciones a mayores.

El Ayuntamiento ha dejado de emplear 25,5 millones de euros en Ayuda a Domicilio, el 18% de lo que presupuestó.

El presupuesto de la Agencia para el Empleo sufrió un recorte “encubierto” del 31,3%, un total de 8,46 millones de euros que no se gastaron.

Madrid, 24 de abril de 2013.- El portavoz del grupo municipal socialista, Jaime Lissavetzky, ha denunciado lo que él mismo ha denominado “recortes encubiertos” de la alcaldía de Ana Botella.  De los 4.820 millones presupuestados en 2012 para la ciudad, el Gobierno recortó – “los recortes Botella”- 207,84 millones de euros, a los que se sumó un nuevo tijeretazo impulsado por el Ejecutivo de Rajoy de 65,80 millones de euros. Al término del ejercicio, a estos dos recortes, se suman otros 223,33 millones de euros que Ana Botella y su equipo han decidido no gastar. Estas partidas presupuestarias no utilizadas son, ha subrayado el concejal del PSOE, las destinadas a servicios sociales, a distritos y a ayudar a los más desfavorecidos.

 

Lissavetzky ha detallado las partidas donde no se ha ejecutado el presupuesto, una decisión por la que ha exigido explicaciones a la regidora. “Una vez más, no responde a los que se le pregunta”, le ha reprochado el portavoz, tras escuchar su intervención. “Usted  no gobierna bien y, lo que es peor, no gestiona bien”. En su opinión, la alcaldesa es “tozudamente mendaz” refiriéndose al supuesto superávit presupuestario cuando, por esa mala gestión, se han dejado sin gastar los mencionados 223,33 millones de euros.

 

El portavoz ha incidido en el impacto que estos “recortes encubiertos” han tenido en políticas sociales. En total, no se han invertido unos 53,9 millones de euros. De las partidas donde el Ayuntamiento ha decidido ahorrar, destacan especialmente las dotaciones a mayores: 31,9 millones. En Familia e infancia, se han dejado de gastar 4,3 millones; en Igualdad, 1,8; en Juventud, 0,4; en Educación, 8,7.

 

Más datos: 25,5 millones -el 18% de lo presupuestado- en Ayuda a Domicilio. Por distritos, en Carabanchel dejaron de gastar por este concepto 2,99 millones, en Tetuán 2,32 millones; en Ciudad Lineal, 2,35; en San Blas, 1,58; y en Puente de Vallecas, 1,42. 

 

En cuanto a las partidas englobadas en el concepto “Otras transferencias a familias”, como son las pequeñas ayudas de emergencia de 200 ó 300 euros para situaciones imprevistas de personas con escasos recursos, de los 5,5 millones previstos para todos los distritos se han dejado de gastar 2,9 millones. “Es el 52% del total”, ha destacado el portavoz.

 

Fuera del terreno de los recortes sociales,  Lissavetzky ha incidido en el tijeretazo a las políticas de empleo. Así, el presupuesto de la Agencia para el Empleo sufrió un recorte “encubierto” del 31,3%, un total de 8,46 millones de euros que no se gastaron. Y en becas para desempleados, el Gobierno local se ha ahorrado 334.239 euros.

 

Otro capítulo que no se ha escapado a esta otra manera de recortar es la vivienda, donde se han dejado de emplear 8,19 millones de euros en la Empresa Municipal de la Vivienda. En Bomberos, no han ejecutado 9 millones del presupuesto.