El PSOE critica el uso de una parcela pública por parte de un grupo católico

El portavoz del grupo municipal socialista en Carabanchel, Gabriel Calles, ha denunciado reiteradamente el uso exclusivo que se les permite hacer a los miembros del movimiento católico neocatecumenal, conocido como “los kikos”, de una parcela en Carabanchel. “Los “kikos” regentan la iglesia Santa Catalina Laboure, en la calle Arroyo de Opañel, 29, y desde 2004 tienen vallada la parcela, que es de titularidad municipal y tendría que ser una zona verde, y la utilizan en su propio beneficio”, asegura el edil. El PSOE ha llevado este tema a varios plenos del distrito. En marzo, el movimiento neocatecumenal anunció que iba a construir equipamientos lucrativos en este terreno. “Lo denunciamos en la comisión de Urbanismo y en la de Seguridad”, recuerda Calles, quien asegura que “allí se nos ratificó que no cuentan con licencia para poder hacerlo”. El grupo socialista de Carabanchel ha pedido que comparezca la presidenta de la Junta en el Pleno que se llevará a cabo mañana, “para que informe del estado de las licencias y las medidas adoptadas para la corrección de esta apropiación indebida y su restitución al uso público y disfrute de los ciudadanos”, según explica el portavoz del PSOE en el distrito. “La presidenta de la Junta se ha negado a comparecer, con la excusa de que no tiene competencias. Pero esto ratifica el oscurantismo del PP”, concluye Gabriel Calles.