IU critica que las listas de espera para cirugías crecen más del 100% en nueve años. Más de 77 mil personas esperan actualmente para ser operadas

La Asociación para la Defensa de la Salud Pública de Madrid (ADPM) ha denunciado hoy que las personas en lista de espera quirúrgica en Madrid ascendieron en septiembre a 77.069, más del doble que hace nueve años, cuando se encontraban en esa situación 29.734 madrileños.  

 

Según el criterio de esta asociación, la situación actual es el resultado del “proceso de recortes, deterioro, desmantelamiento y privatización” de la Sanidad Pública por parte del Gobierno del PP.

Las listas de espera, denuncia la agrupación en un comunicado, no han parado de crecer en estos nueve años, y ello a pesar de que se han abierto once hospitales nuevos y de que los madrileños tienen una deuda “tremenda” con las empresas privadas, señala.

Esta federación asegura que la Consejería de Sanidad manipula los datos de espera: “Se atreven a decir que la demora media es de 10,6 días, cuando los datos de las encuestas independientes realizadas entre los usuarios en Madrid demuestran que en junio de 2014 la demora media quirúrgica se encontraba en 7,13 meses con un rango entre 15 días y 24 meses”.

El portavoz de Sanidad de IU en la Asamblea de Madrid, Rubén Bejarano, ha pedido la elaboración de forma urgente de “un nuevo plan publico de listas de espera para operaciones quirúrgicas”. “Estamos en cifras récord”, ha aseverado.

Con ello, se refería a la comparecencia que tuvo lugar ayer en la Asamblea del director general de Atención Especializada, Manuel Alcaraz, que aludió a los datos de lista de espera quirúrgica que se han recopilado hasta septiembre.

Bejarano ha apuntado que existe 5.000 pacientes más respecto a junio y que esta situación de las listas de espera es el “principal problema sanitario que tiene Madrid”. “Ni las privatizaciones ni las derivaciones las resuelve”, ha apostillado el parlamentario en un comunicado.

También ha exigido que deben utilizarse “todos los recursos materiales, hospitales y empleados públicos para llevar a cabo la reducción de estas listas”. “Es una gran contradicción que en los meses de verano cierren plantas y secciones hospitalarias y se haya recortado en 5.500 profesionales en los dos últimos años, y se pretenda reducir la insostenible lista”, recalca.

Por su parte, desde Sanidad han explicado que el hecho de que haya 5.016 pacientes más esperando por una operación que en junio de 2014 “no quiere decir que los pacientes tengan que esperar más tiempo para ser operados”.

De hecho, el tiempo medio de espera de cada paciente “sigue bajando “y se sitúa en 10,6 días, frente a los 10,8 días de junio de 2014, los 11,4 de marzo de 2014 o los 12,3 de diciembre de 2013, recalcan desde el departamento que dirige Javier Rodríguez.

“La Comunidad de Madrid sigue garantizando un tiempo máximo de espera para operarse de 30 días desde la prueba del anestesista y cumple con ese compromiso”, recalcan desde la Consejería.