La Vuelta Ciclista a España 2015 saldrá de la Costa del Sol

La Costa del Sol protagonizará el inicio oficial de la Vuelta Ciclista a España 2015, una competición que garantiza un impacto económico muy importante.

 

El presidente de la institución provincial y del Patronato de Turismo Málaga-Costa del Sol, Elías Bendodo, ha realizado el anuncio junto al director general de la Vuelta, Javier Guillén, en la salida de la 6ª etapa de la presente edición, que parte de Benalmádena y acaba en la localidad granadina de La Zubia.

 

Bendodo ha señalado que protagonizar la salida oficial de esta competición es un “auténtico lujo que permitirá a nuestro destino lucirse ante toda España y medio mundo”, y ha recordado que la relación de la provincia de Málaga con la Vuelta es muy estrecha y se consolida año a año. “Costa del Sol-Madrid es una marca preciosa para la 80º edición de la Vuelta”, ha manifestado el presidente, en referencia a los territorios de inicio y fin en 2015.

Guillén, por su parte, ha confirmado que la provincia de Málaga acogerá el año que viene tres o cuatro etapas de la competición y ha indicado que la Vuelta está construyendo un modelo en el que necesita a las ciudades y, por ende, a entes que aglutinen a varios municipios, como es el caso de las diputaciones.

“Buscamos vestir la carrera con los mejores escenarios, y en la Costa del Sol encontramos el azul del mar y el verde de las sierras y montañas”, ha añadido el director general de la prueba, quien ha destacado la calidad hotelera de la provincia: “En ciclismo, el descanso es fundamental”, ha matizado.

 

Impacto económico

El impacto económico que supone para un territorio acoger la salida de la Vuelta es muy alto, ya que la caravana de la organización mueve a más de 2.500 personas diarias, lo que supone, evidentemente, un mínimo de 2.500 camas hoteleras al día.

Además, aunque empieza un sábado, desde el domingo anterior ya hay movimiento de personas en la ciudad de salida, de modo que desde el miércoles anterior ya estarán esas más de 2.500 personas en la Costa del Sol.

Un estudio de la organización revela que el impacto económico para cualquier ciudad de meta alcanza los 600.000 euros diarios, cifra que en el caso de la primera etapa es mucho mayor porque la estancia -como se acaba de explicar- es más prolongada.