domingo, abril 22, 2018
Inicio Cultura Música Los mejores discos de 2017 (Parte I)

Los mejores discos de 2017 (Parte I)

Por la redacción de www.oceaund.com

El modus operandi de Oceaund se ha visto modificado este año, tanto la primera como la segunda parte de la lista de los álbumes más destacados del año se publicarán con escasos días de diferencia. Aún así, y siguiendo la tradición, en esta entrega inicial nos centramos en los trabajos que se publicaron de enero a junio tanto en el panorama nacional como internacional, destacando esos 25 discos que no han dejado de sonar -también tarareados en nuestras cabezas- durante meses.

Por Helena Malvido

Los de Nueva York no solo han puesto la guinda si no el pastel entero a su carrera musical con este disco y con una gira que ha dado mucho que hablar (Stories de Instagram incluidas). Somersault, como el propio nombre indica, provoca una voltereta en los oídos ¡y qué voltereta! Entre referencias beatleianas, sonidos tranquilos y melodías amables consiguen sacar lo mejor de sí mismos y añadir fans a su cola de bolos. Te sacan de donde quiera que te encuentres para meterte en las calles de Brooklyn patinando tranquilamente. Los temas más recomendables para ponerse en loop: ‘Sugar’ y ‘Down the Line.’

Por Alfonso Alfaro

Suave pero intenso. Lento pero con ritmo. Capacity de Big Thief es un regalo para los oídos tranquilos que quieren un punto guitarrero. Las letras de Adrianne Lenker son muy personales y tristes, pero se enfatizan más con su suave voz. Es un disco para disfrutar en el silencio y entender todas sus facetas. Si solo pudieses escuchar una canción, decántate por ‘Mythological Beauty’, tema que representa a la perfección el LP.

Por Alfonso Alfaro

Con ese deje californiano protagonizado por unas suaves guitarras, así se presentan Bonny Doon y su álbum homónimo. Este debut tiene temas más rompedores como ‘Lost My Way’ donde suben un par de puntos el ritmo. Pese a que pueda sonar indie rock estándar, este disco es un gran homenaje contemporáneo al folk americano.

Por Fon Smith

2017 ha sido un año bonito en gran parte por Migration. Y es que el que ha sido el sexto álbum de Simon Green se ha afirmado como uno de los discos del año, con vistas a postularse como uno de los discos referente de electrónica para los años venideros. Migrationes un trabajo donde vemos a un Bonobo lúcido que se afirma como compositor universal, como ya describimos en nuestra crítica, rozando cada frontera de la electrónica con una sublime sensibilidad, y haciendo llegar a cada corazón a través de la gira mundial que lleva realizando desde entonces -damos fe de lo vivido en Razzmatazz-. La electrónica puede tener una cara, y podría ser la de Bonobo.

Por Quim Coll

America’s favourite boyband”. Así se describen a sí mismos BROCKHAMPTON, la boybandde moda formada por 14 miembros de entre 20 y 24 años que en un solo año han sacado tres excelentes discos, han hecho dos giras con sold-out y, entre otras cosas, han creado merch, producido una película y varios videoclips. Su triada de discos, llamados SATURATION, SATURATION II y SATURATION III cumplen con su nombre; han sobresaturado el panorama del rap internacional con una mezcla entre el hip-hop clásico y lo experimental, resultando en tres de los discos más excelentes e interesantes del año. Y ya están preparando disco para 2018.

Por Paula D. Molero

Apenas un año después de su debut, Cala Vento han conseguido que su segundo álbum nos guste aún más, si cabe, que el anterior. Fruto Panorama, la perfecta combinación de candidez y emoción que, con un sonido más definido, consigue hacernos vibrar y tararear cada una de sus letras. Once temas con los que Aleix y Joan nos invitan a acompañarles en las vivencias de su último año. A recorrer España con ‘Nueve Toros’, a reivindicar con ‘6.000.000.000’ o a rememorar el amor juvenil con ‘Sin Apenas Conocernos’. Y, ¿acaso alguien puede sacarse de la cabeza ‘Isla Desierta’? Un largo que respira libertad, sueños, energía y eterna juventud.

Por Paula D. Molero

Ya lo decían con aquel ‘Nothing’s Gonna Hurt You Baby’. Nada te puede ocurrir mientras escuchas los dulces acordes de los americanos Cigarettes After Sex. La banda capitaneada por Greg González ha pasado de ser un pequeño grupo de Brooklyn a tocar en festivales internacionales, consiguiendo enamorarnos con su dream pop de ritmos hipnóticos. Su disco homónimo ha sido una de las revelaciones del año con temas como ‘K’ o ‘Apocalypse’, que parecen salidos del mejor de los sueños. La andrógina voz de González, capaz de calmar a cualquier bestia, arrastra las palabras como quien cuenta un cuento y crea una íntima atmósfera sonora que logra atraparte lo que duran las diez canciones.

Por Alfonso Alfaro

Naturales de Seattle, Dude York mezclan el estilo Queen con sus raíces grunge obteniendo un resultado inesperado. Sincerely propone catorce canciones en las que la voz alegre de Peter Richards se mezcla con los punteos de guitarra más agudos. El heavy pop –género acuñado por ellos mismos- es todo un acierto en cada tema. Perfecto para los que buscan rock con voces melódicas.

Por Alfonso Alfaro

En 1996 Enrique Morente y Lagartia Nick se unieron para lanzar Omega, un álbum que revolucionó la escena nacional gracias a la fusión de flamenco y rock. Doce años mas tarde, Toundra y Niño de Elche han formado Exquirla para publicar Para Quienes Aún Viven. El flamenco más contemporáneo y el rock instrumental vuelven a unirse para crear una experiencia en forma de canciones.

Por Helena Malvido

Desde 2015 con I Love You, Honeybear, Joshua Tillman ha seguido manteniendo su rol de estrella del rock agotada e inconformista, lo utiliza de nuevo como personaje cultural cínico y elegante. Algo que parece que ya habíamos visto antes pero con un giro de tuerca que se queja de todo lo que ve y lo convierte en música. Pure Comedy gira en torno a la mofa que le provoca a Father John Misty Estados Unidos, Trump y toda esa parafernalia tan presente en este 2017 que acaba. Trece temas que mantienen su posición de artista y que romantizan la petición de un cambio.

Por Alfonso Alfaro

Leslie Feist o Feist a secas ha firmado uno de los discos más intensos del año. Pleasure es la mezcla perfecta de folk y rock que recuerda mucho a una joven PJ Harvey. La canadiense ha contado además con la colaboración de Jarvis Cocker para el corte ‘Century’, sin duda uno de los mejores temas de la temporada. Este disco la ha convertido en una de las voces femeninas más importante del indie rock actual.

Por Alfonso Alfaro

Criado en Nueva York, de padre colombiano y madre francesa, Gabriel Garzón-Montanolanzó en el mes de enero su debut Jardín. Queda claro su origen latino con temas de corte soul y un poco electrónica. Este artista ha demostrado así que no tiene límite lo que puede dar de sí su música y el segundo disco será crucial para su carrera musical.

Por Alfonso Alfaro

Dentro de toda la vertiente indie, la psicodelia rock está viviendo uno de sus mejores momentos. Flying Microtonal Banana de King Gizzard & the Lizard Wizard es el claro triunfo de los clásicos solos de guitarra entre sonidos machacones y pegadizos. Este multitudinario grupo firma así un gran disco, siendo este el primero de los cinco que han publicado este año.

Por Paula D. Molero

Lo dejan claro con ‘Indiespañol’; ni amigas ni novias del artista, las mujeres también parten los escenarios. En Futuras Esposas, las madrileñas Las Odio derrochan fuerza e ironía por los cuatro costados. Su álbum debut es un discurso directo que busca dar un toque de atención al panorama musical independiente y sus clichés. ‘Yo lo vi primero’ o ‘Blackout’ despiertan bailes frenéticos pero también neuronas. Crítica social, feminismo, vivencias personales y mucho ritmo, en diez temas que agitan el cuerpo y la conciencia.

Por Alfonso Alfaro

Semper Femina promete lo que anuncia su título, el camino de una cantautora por encontrar su espacio musical como una voz feminista. Con esta importante premisa, Laura Marling firma un álbum excelente en lo musical pero más importante en el mensaje. ‘Soothing’ demuestra lo cuidada que ha estado la producción del disco con la voz de Marling como protagonista y los diferentes instrumentos flanqueándola.

Por Judith Vives

Superar, en calidad y éxito, un álbum debut aclamado por la crítica no es tarea fácil. Este era el reto que Lorde tenía en 2017, y lo superó con creces con Melodrama.
Medios y seguidores cayeron rendidos al unísono ante esta nueva capa de complejidades artísticas, explotación de sonidos nuevos y una nueva profundidad en las letras. Desde la delicadeza de ‘The Louvre’ hasta la intimidad de ‘Liability’, Melodrama ha
formado parte de la banda sonora de muchas vidas desde su lanzamiento a mediados de junio.

Por Alfonso Alfaro

Christian Savill hace doblete en esta lista. Primero con su banda de origen, Slowdive; pero también ha publicado Keep The Voices Distant con su otra banda Monster Movie. Ha conseguido publicar un disco que vira más hacia al rock dentro del shoegaze llegando a recordar a sus compatriotas Ride. Imprescindible para los amantes del género.

Por Alfonso Alfaro

Entre ser crooner y el blues, Pablo Und Destruktion propone un disco con letras ácidas y sin pelos en la lengua. Predación es perfecto dentro del caos musical que Pablo y su banda interpretan tema a tema. ‘Puro y Ligero’ o ‘Un Salario Social’ son canciones que pueden recordar al último trabajo de PJ Harvey en The Hope Six Demolition Project por su afán de reivindicación.

Por Tatiana Moro

Un riguroso piano inaugura No Shape, el cuarto álbum de Mike Hadreas, desembocando en una explosión instrumental que vaticina un álbum digno sucesor de Too Bright. Las reivindicaciones de Hadreas se reiteran -la homosexualidad, el abuso físico o el suicidio son asuntos recurrentes en sus letras- y convierten en un delicado alarde de pop elegante y exquisito. Con la producción de Blake Mills, la colaboración de Weyes Blood en ‘Sides’ y la dedicatoria a su pareja sentimental en el último corte ‘Alan’, este trabajo aúpa a Perfume Genius y su barroquismo de ritmos refinados a figurar en esta y otras tantas listas de las mejores obras de este 2017. Más que merecido.

Por Helena Malvido

Aun notándose la falta de su antiguo guitarrista, Real Estate no se salen del carril y siguen por su viaje de canciones delicadas y cálidas. El hueco que deja Mondanile abre espacio para fijarse más en las voces y las letras, que hacen de este disco algo para escuchar de seguido sin parar y disfrutarlo sin remedio. La esencia de la banda sigue innata, sin grandes giros inesperados y sin grandes apuestas, pero, si algo funciona, ¿para qué cambiarlo? Sin duda es de lo mejor de este año y lo demuestran con ‘Darling’ o ‘Holding Pattern’.

Por Quim Coll

Tal y como explicamos en nuestra crítica, el disco debut de Sampha le sirvió para salir de ese segundo plano en el que estaba como colaborador con varios grandes nombres para demostrar que, a través de diez canciones introspectivas, rítmicas y altamente personales, el artista británico está preparado para brillar. Un disco complejo, profundo, y sobretodo con alma, pero que no se aleja de esa nueva ola del R’n’B en la que también surfean cantantes como Frank Ocean o Blood Orange. En definitiva, un disco para no perderle la pista.

Por Alfonso Alfaro

La banda de shoegaze de Reading confirmó uno de los regresos más esperado de la música con su disco homónimo, el cuarto en toda su carrera. Sin embargo Slowdive han llevado su sonido al siguiente nivel gracias a canciones como ‘Sugar for the Pill’ o ‘Star Roving’ que demuestran que el shoegaze está más vivo que nunca. Este LP les ha catapultado mediáticamente y se les ha reconocido, por fin, que fueron y son una gran banda.

Por Alfonso Alfaro

Drunk es un LP diferente. Pese a que pueda sonar algo espeso al principio, es uno de los mejores álbumes del año. Thundercat experimenta con todo tipo de sonidos dando como resultado un indie jazz que empapa al oyente pero sin abrumar. La canción ‘Uh Uh’ es todo un homenaje al bajo y una explosión sonora apabullante pero impresionante.

Por Alfonso Alfaro

Vagabon parece guiada por una mezcla entre Solange y el indie rock para firmar Infinite Worlds. Pese a que solo tenga ocho temas, son muy intensos y con matices diferentes. Los instrumentos y la voz de Laetitia Tamko son igual de importantes en esta producción de la multinstrumentista. Rompedor e intenso, así se podría definir este álbum.

Por Llúcia Pla