Nueva trifulca política

La alcaldesa de La Línea de la Concepción, Gemma Araujo, pide la dimisión del subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, por declarar abiertamente que los trabajadores municipales son contrabandistas. “Esas declaraciones realizadas ante los medios de comunicación son como poco suficientes para que la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, lo destituya inmediatamente. Ahora es cuando queda demostrado que más que un subdelegado del Gobierno de Madrid en Cádiz es un comisario político, que no ha cejado ni un solo día en constituirse como tal contra La Línea. Es evidente que su arrogancia, orgullo y complejo de superioridad le impedirá dimitir, con lo cual la destitución sería la alternativa”, declara la alcaldesa. Gemma Araujo recuerda que Javier de Torre “lleva más de medio año culpándome de no pagar las nóminas, de no hacer nada, de tener un Plan de Ajuste Municipal que no era adecuado y en definitiva que teníamos que hacer nuestros deberes desde el Ayuntamiento. Así ha sido un día y otro en ese intento torticero de culparnos. Ahora, cuando el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas da a conocer que cumplimos todos los requisitos se ha quedado sin argumentos, sin asidero político, sin tener nada que reprocharnos y en consecuencia saca el odio que profesa a La Línea de la Concepción y a nuestro Ayuntamiento considerando que gracias a las ayudas gubernamentales y al consiguiente pago de nóminas atrasadas los trabajadores dejarán de vivir de una supuesta economía encubierta mediante el contrabando. Toda la provincia de Cádiz no se merece que tengamos un subdelegado del Gobierno de esta guisa. Se hace necesario que venga y dé explicaciones a la plantilla de trabajadores del Ayuntamiento”. Para la alcaldesa es buen momento para que el Partido Popular de La Línea deje de estar “de perfil” con las elecciones europeas próximas y desciendan a la realidad y, en consecuencia, muestre su opinión al respecto, “porque estoy segura de que el PP de La Línea no puede admitir que este señor diga que los trabajadores municipales sean contrabandistas y que las colas de la Verja se acaban así”.