Según IU, Ana botella dejó de gastar más de 30 millones de ayuda a domicilio para pagar gastos imprevistos y deuda a los bancos

Según nota de prensa de la formación políctia “La liquidación presupuestaria no engaña. De los 136 millones de euros previstos el año pasado para ayuda a domicilio se han gastado finalmente 103 millones, el 75,92%. Los 33 restantes han ido a parar a gastos imprevistos y a pago de la deuda a los bancos. De hecho, desde Izquierda Unida ya se denunció una modificación a la baja de 18 millones de euros destinados a todo tipo de gastos imprevistos que ya mermaban el presupuesto inicial. Desde entonces, de los 118 millones que finalmente se asignaron a este servicio social, se dejaron sin ejecutar otros 15 millones adicionales pese a las muchas necesidades de las personas más vulnerables. El portavoz del Grupo Municipal de IU, Ángel Pérez, que preguntará en Pleno a la alcaldesa sobre este asunto, recordó al respecto que “desde el año 2009, en el que se alcanzó el número máximo de beneficiarios, se han perdido más de nueve mil beneficiarios (54.000 frente a 45.000), la tasa de cobertura ha caído el 1,67% y hay cinco horas menos al mes de media de atención”. “Y esto con datos oficiales al cierre de 2012; si tenemos en cuenta que el año pasado aún se ha gastado menos las expectativas no pueden ser optimistas”. En efecto, en 2012 el presupuesto inicial era el mismo que ha sido en 2013 (los 136 millones citados) pero el gasto real fue de 106 millones. “En resumen, apuntó Pérez, se pierden beneficiarios, se pierden prestaciones, se pierde calidad en la atención y, para contrarrestar todo ello, lo único que se le ocurre al equipo de gobierno es ni siquiera gastarse lo que él mismo presupuesta, todo muy lógico desde la visión que tiene el PP de la gestión y la política: los bancos por delante de todo lo demás”. Izquierda Unida lleva tres proposiciones más al Pleno de mañana conjuntas con el PSOE, un Plan Integral para la zona industrial de Villaverde y la colonia de viviendas Marconi, que permita la rehabilitación y la mejora de estos entornos urbanos, donde el abandono es evidente; otra proposición tiene que ver con la prórroga para la gestión de las escuelas infantiles de titularidad municipal en los términos establecidos con objeto de garantizar la continuidad de sus proyectos educativos. Y por último, una proposición para que el Gobierno reabra el diálogo con las organizaciones sindicales, al objeto de restablecer los derechos laborales anulados o suspendidos y recuperar el empleo con el objetivo de facilitar la mejor prestación de los Servicios Públicos a los madrileños.”