VALDEMORILLO.- El gobierno municipal da a conocer la deuda del Ayuntamiento en un ejercicio democrático de total transparencia

El Pleno Municipal y, por extensión, todos los vecinos de Valdemorillo pueden sacar ya sus propias conclusiones sobre la deuda existente en este Ayuntamiento.

Y es que todos los datos de los que dispone a día de hoy la Concejalía de Economía y Hacienda se hicieron públicos en la primera sesión plenaria celebrada con carácter ordinario en la legislatura. Una información detallada, contenida en el informe presentado por el responsable del área, Nicolás Bayarri, con la que el ejecutivo local da una clara muestra de su voluntad de hacer de éste un Ayuntamiento con “paredes de cristal”.  Y es que en un ejercicio democrático de total transparencia, el edil puso sobre la mesa “los escenarios posibles” que apuntan el nivel de endeudamiento del Consistorio. 

Así, mientras la deuda viva, la reconocida por el Ministerio de Hacienda, se cifra en 5.491.965 euros, lo que representa un 48,72% de nivel endeudamiento, inferior por tanto al máximo no sancionable fijado en el 110%, en el otro extremo de la horquilla que forman los datos ahora barajados se rebasa este límite, alcanzando el 122,31%. Porcentaje este último que se daría  si llegara a reconocerse como deuda el total de la reclamación realizada diez años después por AFAR 4, que en relación a convenios de febrero de 2004 y 2006 reclama ahora a este Ayuntamiento el pago de 6.705.371 euros. Con todo ello, la deuda podría alcanzar el montante total de 13.787.337 euros, si incluimos también las operaciones de tesorería, que no deja de ser dinero pendiente de devolver. 

En este sentido, Nicolás Bayarri quiso ser especialmente objetivo y preciso en su intervención, al ir desglosando los distintos conceptos que conforman la deuda municipal, precisando que en el caso de la citada reclamación, aún queda por determinar si ésta llegará o no a ser considerada como deuda. Cuestión controvertida la que plantean las cantidades que AFAR 4 no reclamó hasta el pasado mes de enero, y ello aunque en origen estas cifras se remontan a hace diez años. Motivo por el que además, y como hizo el propio edil al culminar su exposición ante el resto de corporativos, cabe preguntarse si aún quedan por descubrir otras sorpresas que todavía podrán agravar la situación dibujada.

Una vez facilitada toda esta información, en la que figuran bien diferenciados los distintos conceptos que conforman la deuda que afrontan las arcas municipales de Valdemorillo, Nicolás Bayarri insiste en que corresponde ahora a los vecinos sacar sus propias conclusiones. En paralelo a ello, el Concejal mostró el compromiso del gobierno municipal de continuar trabajando para aclarar la cifra real que constituye la deuda municipal, confirmando igualmente que ya se están dando los pasos necesarios para hacer efectiva una auditoría, de la que igualmente se dará cumplida información en todo momento a la población.