Campaña de vigilancia de patinetes, motos y bicis en 13 puntos negros de la ciudad

El Ayuntamiento de Madrid quiere convertirse en capital de la movilidad sostenible y, a su vez, garantizar la accesibilidad universal en todas las zonas peatonales y las aceras. La Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360 potencia los nuevos modos de movilidad -vehículos de movilidad personal (VMP), bicicletas, motocicletas y ciclomotores-, y, a su vez, pretende corregir el estacionamiento indebido y las malas prácticas de la circulación de los vehículos de dos ruedas, que cada vez cobran más protagonismo en el espacio de la ciudad.

Los servicios técnicos municipales han detectado, sobre todo a través de quejas ciudadanas, que los problemas en las aceras con la presencia de los VMP, bicicletas y motos mal aparcadas son reiterativos en 13 puntos negros de los distritos de Salamanca, Chamberí, Retiro, Arganzuela y Centro, donde es necesario priorizar el tránsito peatonal, sobre todo de personas con movilidad reducida. El Área de Medio Ambiente y Movilidad que dirige Borja Carabante ha puesto en marcha una campaña especial con los agentes de movilidad para la vigilancia de estos vehículos en estos lugares. El delegado del ramo ha visitado esta mañana una de estas zonas conflictivas, la plaza de la Independencia, para informar sobre los detalles de esta labor de inspección.

“Se está produciendo una enorme proliferación de estos vehículos, especialmente en las aceras y en el distrito de Centro, que ocasiona problemas de accesibilidad a los propios peatones”, ha señalado Carabante, quien ha explicado que muchas veces se produce la indisciplina del estacionamiento por “desconocimiento de la propia ordenanza, ya que muchas personas no saben que en esta zona del Retiro (la plaza de la Independencia), por ejemplo, no se puede aparcar”. El responsable municipal ha indicado que con la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible se reforzará la comunicación para que todos los ciudadanos puedan conocer en detalle por dónde se puede circular y estacionar estos vehículos de movilidad personal.

Preferencia sobre grandes vías
Del 1 al 15 de junio, el cuerpo de agentes de movilidad está llevando a cabo una campaña para reducir este tipo de incidencias informando a los usuarios sobre la normativa y los perjuicios que provocan al dejar mal aparcados sus vehículos. Durante el desarrollo de la campaña se contará con la participación de todos los efectivos disponibles, incluidos los miembros de los equipos de trabajo de Movilidad y Sostenibilidad y el personal de puestos fijos en las horas valle dentro de su radio de acción. Se dará preferencia a las grandes vías de comunicación, incrementando su vigilancia y control.

El operativo especial se centra en las siguientes vías: calles de Serrano, Juan Bravo y plaza de Colón (distrito de Salamanca); plaza de Olavide y calle de Fuencarral (Chamberí); paseo de la Esperanza (Arganzuela); plaza de Santa Ana, calles de Fuencarral, Juan Duque-Lineo, San Nicolás y Apodaca, jardines del Arquitecto Ribera y entorno de Felipe VI (Centro). Los agentes de movilidad recorrerán otras calles de los barrios de Chueca y de los Jerónimos.

Los agentes de movilidad han desarrollado 15 campañas de esta tipología desde que los patinetes llegaron a la ciudad en octubre de 2018. El grueso de las mismas, una decena, se ha desarrollado desde octubre de 2019. En total se impusieron 5.287 denuncias sobre los 17.847 vehículos controlados. En esta ocasión, los agentes también están colgando folletos informativos en los manillares de las motocicletas mal aparcadas para que los usuarios conozcan cuáles son los lugares habilitados para estacionar de acuerdo a la normativa vigente.

Palacio, Embajadores, Justicia y Universidad, las peores prácticas
Desde el 2 de enero, el Ayuntamiento ha habilitado a los controladores del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) para sancionar a bicicletas, patinetes, motocicletas y demás VMP de modalidad compartida que incumplan la normativa vigente por estacionar en lugares indebidos. Hasta el 31 de mayo, se interpusieron 38.050 denuncias, la mayoría (29.613) son fruto de infracciones de patinetes mal estacionados; 5.628 a motocicletas y el resto, 2.809, a bicicletas. Los barrios de Palacio, Embajadores, Justicia y Universidad copan el mayor número de infracciones mes tras mes. Las sanciones van desde los 30 euros, las más leves, hasta los 200 euros, las más graves. Todas ellas se documentan con tres fotografías del vehículo infractor.

El Ayuntamiento de Madrid está tramitando en estos momentos la modificación de la Ordenanza de Movilidad Sostenible, cuya aprobación inicial en Junta de Gobierno tuvo lugar el mes pasado. La normativa promueve el uso de vehículos compartidos y la micromovilidad para favorecer la movilidad sostenible y la reducción de emisiones en la ciudad y recoge la eliminación progresiva del aparcamiento de motocicletas, VMP y bicicletas sobre acera, desplazándolos a la calzada mediante anclajes y plazas específicas.