Constituida la primera Comisión de Participación de la Infancia y la Adolescencia de Madrid

Este jueves ha quedado constituida la Comisión de Participación de la Infancia y la Adolescencia de Madrid (COPIAM), un nuevo órgano compuesto por representantes de las 21 Comisiones de los distritos que, en palabras del delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, “servirá para que los niños y adolescentes madrileños tengan más fácil hacer llegar sus propuestas y sus preocupaciones al Ayuntamiento de Madrid”.

Es un órgano que obedece a la voluntad del Ayuntamiento de dar voz y participación activa a niños y adolescentes en el desarrollo y construcción de la ciudad, como se recoge en la campaña de la Semana de la Infancia que puede verse estos días bajo el lema “Y tú ¿qué quieres ser de Madrid?”.

En su intervención durante el acto de constitución, Aniorte se ha dirigido a los niños que forman la COPIAM para comprometerse a asumir las peticiones que de ella salgan y recordarles que “es muy importante que vuestros derechos estén garantizados y eso es algo que siempre nos tenéis que exigir a los gobernantes, pero nunca olvidéis que detrás de todo derecho hay un deber y detrás de toda libertad existe la responsabilidad”.

Posteriormente, los vocales de la COPIAM han leído por turnos los derechos contemplados en la Convención de los Derechos del Niño, de cuya aprobación por parte de Naciones Unidas se cumplen ahora 30 años.

Compromiso firmado por los grupos municipales y UNICEF

Tras las intervenciones, los grupos municipales y UNICEF, como entidad dedicada en todo el mundo a proteger y atender a los niños, han firmado un compromiso para defender los derechos de la infancia en Madrid a través de las políticas que desde las diferentes áreas de Gobierno se llevan a cabo en la capital. 

COPIAM se adscribirá al Consejo del Área de Atención a la Infancia y la Adolescencia de Madrid. La capital está reconocida desde 2008 por UNICEF como ‘Ciudad Amiga de la Infancia’ por su compromiso en dar voz a niños y adolescentes y hacerlos partícipes de la construcción de la ciudad.