Enfermeras, fisioterapeutas y pacientes se sienten traicionados al rechazarse mejorar la sanidad

Enfermeras, enfermeras especialistas, y fisioterapeutas se han concentrado hoy, frente a la sede de la Consejería de Sanidad de Madrid ,para denunciar que están traicionando el interés general de mejorar nuestra sanidad pública, permitiendo que siga agonizando, lenta pero inexorablemente, con el consiguiente perjuicio para la salud y seguridad de los más de 6 millones y medio de madrileños.

Convocados por el Sindicato de Enfermería, SATSE, los asistentes han querido manifestar su absoluto rechazo a la situación de progresivo abandono y precariedad que sufre nuestro sistema sanitario tras dos años de lucha contra la pandemia del Covid-19.Han criticado que no se están cumpliendo ni uno solo de los compromisos realizados para que los hospitales, centros de salud y otros centros sanitarios y sociosanitarios de la Comunidad de Madrid cuenten con los recursos y medios necesarios para ofrecer una atención sanitaria digna, segura y de calidad. 

Portando pancartas y coreando proclamas exigiendo soluciones, además de “respeto y dignidad”, los concentrados protestaron por la política de la Consejería de Sanidad que está cronificando los problemas y deficiencias que ya existían antes de la pandemia y que ahora se han agravado (listas de espera, saturación, sobrecarga y tensión asistencial…), perjudicando a pacientes y profesionales.

Un claro ejemplo de esta política, subrayaron, es el ‘despido’ de más de 3.500 profesionales sanitarios, entre enfermeras y fisioterapeutas, a pesar de las graves deficiencias de personal que soporta el Sermas. De igual forma, desde SATSE Madrid se critica el denominado Plan de Mejora Integral de la Atención Primaria que ha significado una importante merma salarial para la gran mayoría de matronas y fisioterapeutas que trabajan en los centros de salud de la CAM.

 

El cierre de los SUAP (Servicios de Urgencia de Atención Primaria) que ya se prolonga por más de 2 años y que el Sermas sea una de las peores opciones para trabajar (por sus bajos salarios y malas condiciones laborales y profesionales) cronifica y empeora la situación sanitaria en la Comunidad de Madrid que se agravará en los próximos años con la jubilación de miles de profesionales sanitarios.

Por otra parte, desde SATSE Madrid se denuncia el “vergonzoso” bloqueo que sufre desde hace un año y tres meses la tramitación de la Ley de Seguridad del Paciente en el Congreso de los Diputados y que está impidiendo que la seguridad asistencial esté siempre garantizada en cualquier centro sanitario y sociosanitario del Estado, gracias a una asignación máxima de pacientes por enfermera/o en condiciones de igualdad, calidad y seguridad. 

El Sindicato de Enfermería reitera que los profesionales sanitarios siguen sufriendo, en uno de cada tres casos, una situación laboral de temporalidad y precariedad que continua sin resolverse. También demandan poder jubilarse anticipadamentedebido a sus penosas, toxicas y peligrosas condiciones laborales o que puedan incorporarse al Grupo A, sin subgrupos, algo que ahora les niega administración central, lo que les discrimina y perjudica profesionalmente.

 

Las concentración realizada hoy, frente a la sede de la Consejería de Sanidad de Madrid, se suma a las ya impulsadas por SATSE Madrid el pasado 10 y 22 de febrero, en centros de salud y hospitales, respectivamente, y a las que les seguirán otras a lo largo de los próximos meses, dentro de su estrategia general de acciones reivindicativas y movilizaciones con el objetivo de que las administraciones públicas destinen los recursos y medios necesarios a nuestra sanidad pública y, de esta forma, se proteja el bien supremo del derecho a la salud en óptimas condiciones de bienestar, calidad y seguridad.