GUADARRAMA.- Finaliza el taller “Pintar Guadarrama” puesto en marcha desde la escuela municipal de pintura

Disfrutar de los espacios abiertos de Guadarrama, de la luz del verano, la composición, la creación y especialmente de la capacidad artística de cada participante, ha sido la característica principal del taller de creación artística de verano puesto en marcha por la Concejalía de Educación y Cultura del Ayuntamiento de Guadarrama para niños, jóvenes y adultos.

 

La Torre, el parque municipal, la Plaza Mayor, la Fuente de Los Caños… han sido algunos de los escenarios que el grupo de pintores ha recorrido para “Pintar Guadarrama” en verano, de la mano del artista plástico y profesor de pintura, Ángel Agrela. 

Un recorrido para descubrir rincones pero también para conocer técnicas, habilidades, materiales y sobre todo, como ha reconocido, el director de esta nueva propuesta, Ángel Agrela, “para descubrir el talento de cada uno y sus posibilidades”. Porque ese ha sido uno de los objetivos de este taller de verano que finalizará mañana y que desde las 10:00 a las 12:00 horas ha recorrido las calles y plazas de la localidad. 

Un objetivo que se completa, como no, con el de que grandes y pequeño aprovechen su tiempo de ocio para aprender nociones básicas para dibujar y pintar, al tiempo que se divierten y disfrutan de su tiempo de vacaciones.

En el taller han participado un total de siete alumnos de diferentes edades que han colaborado juntos para aprender técnicas, realizando sus propuestas fuera del aula y en contacto directo con los espacios.

La realización de esta iniciativa forma parte del programa formativo que mantiene durante todo el año la Escuela de Pintura de la Concejalía de Educación y Cultura que, durante los meses de octubre a junio, tiene abiertos talleres para niños, jóvenes y adultos, en los que se trabaja la adquisición  de  habilidades pictóricas, la utilización de  recursos técnicos  como óleo, acuarela, etc… e incluso se prepara a los alumnos  más mayores para  el  ingreso en Bellas Artes. Los niños y niñas, por su parte, aprenden a desarrollar  sus  capacidades  de  observación, fomentando  su  desarrollo intelectual y de forma especial su creatividad a través de la estimulación del  libre desarrollo artístico. 

Además, en septiembre, se pretende poner en marcha un Taller de paisaje destinado a jóvenes y adultos, con el objetivo de complementar su formación en esta materia.