‘Habita Madrid’, una campaña para concienciar de los beneficios de la rehabilitación energética de viviendas y edificios

El Área Delegada de Vivienda ha presentado ‘Habita Madrid’, una nueva campaña para concienciar a los madrileños de las ventajas que conlleva una correcta rehabilitación energética de viviendas y edificios. Beneficios que se traducen en un mayor confort habitacional, un importante ahorro en las facturas de luz y calefacción y una mejora en los estándares de salubridad.

Para ello, el Ayuntamiento de Madrid pondrá en marcha un plan de monitorización de viviendas en colaboración con el Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). El plan ha sido presentado por el concejal delegado de Vivienda, Álvaro González, y la vicepresidenta de Organización y Relaciones Institucionales del CSIC, Rosina López, que han estado acompañados del delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, y el consejero delegado de la EMVS, Diego Lozano.

“Todo lo que se puede medir, se puede mejorar”, ha señalado Álvaro González, quien ha destacado que este plan de monitorización obedece al interés del Ayuntamiento de Madrid “en obtener indicadores fiables y reales que permitan una mejora de la sostenibilidad y la eficiencia energética de los edificios en toda la ciudad. Su realización supondrá la obtención de una información imprescindible sobre los hábitos de consumo de los vecinos y permitirá la elaboración de recomendaciones para promover un ahorro energético más eficaz”.

El plan se va a poner en marcha inicialmente en medio centenar de viviendas seleccionadas entre antiguas promociones de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) y viviendas que se han acogido a las ayudas del Plan Rehabilita. Los beneficiarios que participen voluntariamente obtienen una mejora en el porcentaje de la ayuda solicitada. “Lo que vamos a hacer es una radiografía con datos reales de los indicadores energía, calefacción, temperatura, humedad y calidad del aire antes y después de la rehabilitación para medir realmente cómo esta rehabilitación mejora las condiciones de confort y habitabilidad de las viviendas, consiguiendo así un medio urbano más sostenible, eficiente y equilibrado”, ha subrayado González.