La pandemia reduce a la mitad el número de bienes depositados en la Oficina de Objetos Perdidos

La Oficina de Objetos Perdidos del Ayuntamiento de Madrid almacena en sus instalaciones cerca de 88.600 objetos extraviados en el término municipal de Madrid, procedentes en su mayoría de los distintos medios de transporte. Así lo ha explicado la delegada del Área de Hacienda y Personal, Engracia Hidalgo, tras visitar, esta mañana junto con la concejala del distrito de Arganzuela, Cayetana Hernández de la Riva, estas dependencias municipales ubicadas en el paseo del Molino, junto a la plaza de Legazpi.

Una cifra que, según ha explicado la delegada “se ha visto muy condicionada en el último año y medio por la pandemia. Mientras que en 2018 y 2019 se recogieron en la oficina más de 70.000 objetos cada año, con una media de casi 200 objetos al día, en 2020 la cifra se redujo prácticamente a la mitad, con 34.700 objetos. Una tendencia que se mantiene en los seis primeros meses de este año con 15.883 enseres depositados”.

Entre los 88.585 objetos que custodia la oficina se encuentran monederos, carteras, maletas, maletines y ropa, así como instrumentos musicales, cuadros, bolígrafos, bastones, muletas, carros de la compra, sillas de bebé, cañas de pescar, juguetes o relojes y cada vez aumentan más los objetos electrónicos como tabletas, portátiles y móviles. También llega a la oficina dinero en efectivo. Así, en los últimos dos años se han puesto a disposición de las arcas municipales 100.000 euros una vez transcurrido el plazo legal de custodia de dos años. En el primer semestre de este año, se han depositado más de 55.000 euros.

A la Oficina de Objetos Perdidos del Ayuntamiento han llegado en los seis primeros meses cerca de 15.800 objetos procedentes de la vía pública, taxis, correos, metro, trenes, aeropuerto, autobuses, instalaciones deportivas y del SAMUR-PC. En este periodo de tiempo se han reintegrado 2.730 objetos, 2.590 al propietario y 140 al hallador, muy por debajo de los años de gestión ordinaria en los que se devolvieron cerca de 10.000 objetos.

El mayor número de objetos depositados en la oficina procede de las entidades con las que el Ayuntamiento tiene suscritos convenios de colaboración: AENA, Metro, EMT, RENFE y Correos. De hecho, en un año normal, cerca del 50 % son objetos perdidos en el Aeropuerto de Barajas entregados por AENA, en torno a un 20 % se encuentran en el metro y, aproximadamente, un 10 % proceden de la EMT y de Correos. Menos de un 5 % son objetos encontrados en RENFE, en los taxis o hallados en la vía pública.

La Oficina de Objetos Perdidos ha atendido en los cinco primeros meses del año a casi 16.000 personas, de las que 6.323 se han acercado personalmente a estas dependencias y 9.579 realizaron la consulta a través del correo electrónico.

Objetos no reclamados
Los objetos que se reciben se registran en el programa informático indicando procedencia, día de entrega, lugar de pérdida, descripción del objeto y datos del propietario y de la persona halladora, si existieran. Si consta algún dato que permita la localización del propietario del objeto se le comunica por el medio que se tenga constancia: teléfono, correo electrónico o notificación al domicilio.

Así, cada mes se publica en el Boletín Oficial del Ayuntamiento de Madrid (BOAM) y en el Tablón de Edictos una relación genérica de los objetos entregados en la Oficina de Objetos Perdidos durante el mes anterior. El plazo en que el objeto está a disposición de su propietario es de dos años a partir de dicha publicación. Si el propietario no lo recoge en ese tiempo, el objeto sería de la persona que lo encontró, a la que se denomina halladora. Si esta última tampoco lo retira en el plazo de un mes, pasa a ser propiedad municipal.

Cuando el objeto ya es propiedad del Ayuntamiento, puede destinarse al aprovechamiento de otros servicios municipales. Así, por ejemplo, algunas maletas las emplea la Policía Municipal para los entrenamientos de los perros.

También se destinan objetos a ONG y otras instituciones sin ánimo de lucro. Recientemente, se ha firmado un convenio con una ONG que desarrolla proyectos sanitarios y educativos en Honduras y se va a firmar próximamente otro con una ONG para la reutilización por la población desfavorecida de Zimbawe de las gafas graduadas y de sol depositadas en la oficina. Además, el pasado 14 de junio se suscribió un convenio con Basurama, entidad que desarrolla proyectos artísticos mediante el reciclado de productos a los que se quiere dar una segunda vida.

Una tercera opción es que los objetos no reclamados que hayan pasado a ser de propiedad municipal se subasten. Para el último cuatrimestre de este año está programada una subasta de relojes y objetos de oro, plata y bisutería con más de 3.000 piezas.

En el caso, del dinero efectivo depositado que no es recuperado por sus propietarios o halladores, pasa a las arcas municipales en beneficio de todos los madrileños.

A los objetos sin valor que no se les encuentra acomodo a través de ninguna de estas vías se les aplican los procedimientos de eliminación y reciclado a través del Área de Medio Ambiente y Movilidad.

Por último, Hidalgo ha explicado que anualmente se realizan encuestas de satisfacción a los usuarios de la Oficina de Objetos Perdidos, salvo en 2020 debido a la pandemia, “un servicio con una excelente opinión entre los usuarios que en 2018 obtuvo una puntuación de 8,5 de satisfacción global, que mejoró en 2019 hasta alcanzar casi un 9 y en el que el número de reclamaciones no supera la media de cinco anuales en el último trienio”. La delegada ha agradecido a los empleados públicos “su dedicación y empeño por mantener y mejorar la calidad de esta prestación”.