Los huertos urbanos comunitarios de Madrid donan sus cosechas a colectivos vulnerables

Los huertos urbanos comunitarios son esos espacios de reunión en las ciudades para familias, educadores e infancia que en pleno asfalto pueden cultivar alimentos frescos. Cesaron su actividad con motivo de la crisis de la COVID-19 pero sus cosechas seguían creciendo generosas, tanto que el Área de Medio Ambiente y Movilidad que dirige Borja Carabante, junto con los servicios sociales de las juntas de distrito, están donando las hortalizas recogidas a colectivos vulnerables. Para ello cuentan con el apoyo de la red del Banco de Alimentos y organizaciones como Cáritas o la Fundación IHelp, entre otras.

Decenas de kilos de productos frescos, ecológicos y de proximidad, cultivados en los barrios sin más pretensiones que acercar la ciudad al campo y generar algunos productos de autoconsumo se han convertido en cosecha solidaria para personas en situación de vulnerabilidad. Los alimentos se recogen y se entregan siguiendo los criterios de seguridad y cuentan con los permisos necesarios de movilidad para la recolección y el transporte.

Actualmente 21 huertos, 18 comunitarios y tres municipales participan en esta iniciativa a la que se pueden sumar nuevos. El de la Cabaña del Retiro, en el distrito de Retiro, el pasado 9 de abril, recogió una primera cosecha que reunió alrededor de 20 cajas de escarolas, lechugas, manojos de acelgas, ajetes, espinacas, perejil y borrajas. También se recolectó melisa, una planta beneficiosa contra la ansiedad y thulbalgias o Flor del Cabo, una planta comestible de la familia del ajo conocida por sus propiedades antiparasitarias y antibióticas. Los próximos días esperan una nueva cosecha y un nuevo reparto.

A esta iniciativa se ha sumado el aula ambiental El Huerto del Retiro, situado junto a La Cabaña, con su cosecha de verdura de temporada ecológica. En su recolección, ambos huertos reunieron 15 cajas con lechugas, acelgas, acederas, espinacas, escarolas, ajetes, zanahorias y rabanitos. En cuanto al huerto urbano de Adelfas, también ha aportado decenas de kilos de habas, calçots y puerros. Espera cosecha de entre 15 y 20 kilos para finales de esta semana.