Madrid plantará 7.500 nuevos árboles dentro de la campaña 2020-2021

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, ha anunciado este lunes en la comisión permanente del ramo que en las próximas semanas se aprobará el Plan de Plantaciones 2020-2021 con el que Madrid dotará de 7.517 nuevos árboles a la ciudad. Estas plantaciones aminoran la contaminación, almacenan dióxido de carbono y producen oxígeno. La capital cuenta con dos millones de árboles y las zonas verdes de la ciudad tendrán el próximo año 5.217 ejemplares más del plan ordinario más 2.300 ejemplares que se van a plantar en las próximas semanas en cuatro distritos de la ciudad.
Entre diciembre de 2020 y marzo de 2021 se plantarán 5.217 nuevos árboles, 2.699 en las calles de Madrid y 2.518 en zonas verdes. Una cifra que podría crecer tras la revisión y validación por parte del personal técnico municipal. El número de los árboles a reponer se determina en función de las marras o plantaciones fallidas que no salieron adelante o por un menor número de talas en el año anterior. En 2019 se plantaron finalmente 5.596 árboles y en 2018, 6.455.

Este nuevo patrimonio arbóreo superará las 60 especies distintas entre las que destacan fresnos, robinias, sóforas, acacias, arces, manzanos ornamentales, almeces, paulonias, pinos, tilos o liquidámbar. De esta forma y con este amplio abanico de especies, el Ayuntamiento potencia el valor ornamental y paisajístico de la ciudad, además de fomentar la biodiversidad, un factor clave para asegurar su permanencia en caso de plagas o enfermedades graves.

Principalmente, es la ubicación de cada ejemplar el factor que determina la especie a plantar. Se valora la disposición del espacio respecto al tamaño que cada árbol alcanzará en su etapa madura. También se contemplan todas las situaciones que pueden llegar a modificar el desarrollo de los árboles como el tipo de calle, las particularidades del entorno, su proximidad a edificaciones, la presencia de interferencias con cualquier infraestructura, las horas de sombra o la dirección e intensidad de los vientos.

Para garantizar el correcto desarrollo vegetativo se aplicarán las técnicas más avanzadas con el fin de asegurar una plantación de calidad. Entre ellas se incluyen: extracción de un volumen de tierra suficiente para el desarrollo de las raíces, preparación del hoyo de plantación, sustitución de tierra, instalación de drenajes y de aireadores, implantación de la especie arbórea más adecuada en su marco de plantación, entutorado (colocación de un palo para evitar que se incline), dotación de los riegos necesarios y actuaciones posteriores para su consolidación.