Se aprobará un nuevo contrato para impulsar la mediación intercultural y el apoyo laboral en la lucha contra la trata

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha adelantado hoy durante su visita al centro de formación de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (APRAMP), que la Junta de Gobierno que se celebrará mañana aprobará un nuevo contrato destinado a combatir la lucha contra la trata de seres humanos a través del impulso de la mediación intercultural y el asesoramiento laboral. En concreto, ha señalado que el nuevo contrato se destinará a la unidad móvil y al Centro de Atención de Víctimas de Trata Concepción Arenal.

Este contrato tendrá una vigencia de dos años y un importe de 1,7 millones de euros e incorporará el trabajo de una mediadora intercultural y el de una orientadora laboral. “Es inaceptable que a pocos metros de nosotros exista todavía la esclavitud moderna de la trata de personas, que vamos a combatir con todas nuestras fuerzas”, ha asegurado Villacís.

La contratación de una mediadora intercultural en contextos de trata, recogido en el nuevo contrato del centro Concepción Arenal que se aprobará mañana, es una mejora que se especifica en el punto 14 de las 21 medidas aprobadas por el pleno del Ayuntamiento en noviembre de 2019 para combatir la violencia contra las mujeres. Tiene por objeto facilitar la detección de casos y aumentar la calidad de la intervención.

Además, Villacís ha calificado como una necesidad “clave” que el nuevo contrato incorpore a una profesional destinada a la inserción laboral, cuyo trabajo servirá para consolidar y ampliar el servicio de prospección e intermediación empresarial, así como la gestión de la bolsa de empleo propia para impulsar la incorporación de estas mujeres al mercado laboral.